Proporción áurea – naturaleza y el mundo

pablo koyoc

Se ha descubierto durante el paso de los tiempos que la proporción se encuentra distribuido en los objetos, naturaleza y en el espacio que rodean a todo ser, es algo muy impresionante, ya que gracias a este tipo de descubrimiento, es posible darse cuenta de que tan perfecta son las cosas y también lo proporcional que se ve  y que se tiene alrededor del mundo.

Es la razón por la que el ser humano encuentra interesante el observar y analizar las cosas, 1y es algo que está presente en todas partes del alrededor del mundo: en la curvatura de los colmillos de un elefante, en la forma de un huracán, en el caparazón de un caracol, en las nervaduras de las hojas de un árbol, en la distribución los de planetas, lunas y asteroides del Sistema Solar.

Muchas investigaciones son realizadas para dar a comprender el funcionamiento y el razonamiento de todas las cosas que rodean al mundo, y de ese punto parte a la búsqueda de aquellas respuestas que se tiene acerca del universo, por qué en cada descubrimiento se obtiene un conocimiento nuevo, la cual es, la proporción áurea.5

En este caso fue un científico que encontró la existencia de la proporción y armonía en una estrella de un universo que se encuentra a mucha distancia a la tierra.

2Cuando el físico John Learned primero observó los patrones de los pulsos de la estrella KIC 5520878 creyó que se podría tratar de una inteligencia extraterrestre. Esta estrella «variable» lleva ciclos de intensificación lumínica y opacidad cada 6 horas; a este ciclo se le superpone otro ciclo más sutil, creando una proporción armónica.

2Según cuenta la revista Quanta, cuando Learned le mostró su hallazgo a su colega de la Universidad de Hawái, William Ditto, este encontró que la razón (ratio) entre las dos frecuencias de las pulsaciones de esta estrella conformaba una proporción áurea, la también llamada ‘divina proporción’ que ha mistificado a músicos, arquitectos, matemáticos y científicos desde la Antigua Grecia. Este número áureo, que inicia con 1.618, ha sido encontrado en la naturaleza, bajo la forma arquetípica de la espiral y también en los llamados triángulos áureos.

Otra investigación lo realizó un científico conocido como Ditto del cual descubrió que las matemáticas y la dicha proporción están muy involucradas en ello, ya que los comportamientos que él estaba investigando, se cumplían con un patrón que para él le resultaba extraño.

2Según Ditto, estos datos muestran que existe en la naturaleza un objeto matemático conocido como «un extraño atractor no caótico». Se ha observado que algunos sistemas dinámicos tienden a oscilar dentro de un rango general de posibilidades: la forma que se genera de las oscilaciones dentro de este rango circunscrito es lo que se conoce como «atractor». Las variaciones infinitamente detalladas y autorreferentes que la mayoría de los sistemas caóticos marcan a través de sus «atractores» pueden ser definidas como fractales; atractores con estructuras fractales, son llamados «extraños atractores».

El trabajo de los matemáticos Celso Grebogi, Edward Ott y James Yorke ha demostrado la existencia de extraños atractores que no son moldeados por el caos sino por un aspecto matemático irracional.

2Ditto se pregunta: «¿qué es lo que está ocurriendo con estas estrellas que al final de cuentas terminan en una razón cercana a la proporción áurea?». Es posible que estrellas inestables evolucionen hacia esta proporción. «Es el número más robusto en contra de las perturbaciones, lo que significa que las estrellas podrían seleccionarlo».

Se podría decir que esta proporción es utilizada hace poco en la actualidad, cuando en realidad desde hace tiempos, Pitágoras fue uno de los que investigo y descubrió el comportamiento de la proporción y de armonía en otros ámbitos.

Pitágoras no solo observó esta relación matemática en el sonido de las cosas, sino también en el movimiento de los astros y en todo lo enfocado con destino a la humanidad. Si bien solo nos han llegado fragmentos de sus ideas, sabemos que Pitágoras entendió que las estrellas formaban relaciones de armonía matemática. 2Se le atribuye la frase: «Hay geometría en el zumbido de las cuerdas, hay música en el espaciado de las esferas”.

Macrobio escribe:

2Con afirmación que se obtiene sobre los planetas en sus estados de revoluciones, se producirán diferentes sonidos, conforme a su respectiva ‘mangitud, celeridad y distancia local’ era comúnmente sostenida por los griegos. Así Saturno, el planeta más lejano, se decía generaba la nota más grave, mientras que la luna, la más cercana, daba la más aguda. Estos sonidos de los siete planetas, y la esfera de las estrellas fijas, junto con aquella que yace sobre nosotros [Antichtono] son las nueve musas, y su sinfonía es llamada Mnemósine.

Este es el coro celestial de Pitágoras que debe entenderse como una armonía matemática, una proporción divina para la humanidad.

Referencias

1https://www.abc.es/ciencia/20141216/abci-tambien-espacio-tiempo-esta-201412161107.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

2https://pijamasurf.com/2015/07/la-proporcion-aurea-en-las-estrellas-y-la-unidad-armonica-del-cosmos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *